BIEN­VENIDOS

b1
b2
b3
b4
b5
b7
b9

Las Claves para Con­tro­lar el Mal Aliento

Las Claves para Con­tro­lar el Mal Aliento
Si está deci­dido a cono­cer qué es lo que está cau­sando su mal aliento, con­sidere pro­gra­mar una cita con su pro­fe­sional de la salud den­tal. su odon­tól­ogo debería ser capaz de iden­ti­ficar al cul­pa­ble. Las causas del mal aliento son numerosas e incluyen algunos ali­men­tos, alco­hol o cig­a­r­ril­los, la mala higiene oral, enfer­medad peri­odon­tal, dia­betes, boca seca, infec­ciones de los senos nasales o gar­ganta, infec­ciones de pul­món o absce­sos, insu­fi­cien­cia renal o hep­ática, prob­le­mas gas­troin­testi­nales y dietas rigurosas.
Con­sulte a su odon­tól­ogo o higien­ista den­tal al ele­gir los pro­duc­tos de asis­ten­cia de la higiene oral que le ayu­darán a elim­i­nar la placa y las bac­te­rias que cau­san olor, así como al revisar las téc­ni­cas que deben ser uti­lizadas en casa. Tam­bién, pre­gunte a su pro­fe­sional la salud den­tal qué pro­duc­tos para el cuidado de la higiene oral con­sid­eran ellos que debe usted uti­lizar para ayu­darlo a elim­i­nar el mal aliento (crema den­tal antibac­te­ri­ana, enjuague bucal anti­sép­tico, cepil­los o ras­padores de lengua e instru­men­tos de limpieza.
La clave para una boca limpia y fresca es la óptima higiene oral lle­vada a cabo en casa de forma reg­u­lar y las recomen­da­ciones pro­fe­sion­ales dis­cu­ti­das con su pro­fe­sional de la salud dental.
FACIL­I­DADES DE PAGO /​RECIBI­MOS TODAS LAS TARJETAS